domingo, 26 de noviembre de 2017

Migra Khadra de geografía




Yasmina Khadra sorprendió a los lectores en lengua francófona cuando se reveló que tras sus letras no asomaba una perspectiva femenina sobre el mundo árabe.

Así se asumió desde 1988 hasta el año 2001, cuando la "escritora" reveló que no era una mujer, sino el ex oficial del Ejército argelino Mohammed Moulessehoul.

El autor había recurrido al seudónimo para evitar la censura de su país. Se trataba de un militar en activo abordando temas siempre cercanos a los conflictos de la región.


Yasmina Khadra sorprendió a los lectores en lengua francófona cuando se reveló que tras sus letras no asomaba una perspectiva femenina sobre el mundo árabe.

Así se asumió desde 1988 hasta el año 2001, cuando la "escritora" reveló que no era una mujer, sino el ex oficial del Ejército argelino Mohammed Moulessehoul.

El autor había recurrido al seudónimo para evitar la censura de su país. Se trataba de un militar en activo abordando temas siempre cercanos a los conflictos de la región.

El escándalo en el Magreb y en Francia, donde radica, fue mayúsculo, pero no renunció al nombre de Khadra.

"He sido traducido en 50 países, he tocado a millones de lectores alrededor del mundo. ¿Cómo renunciar a ese seudónimo con el que se me conoce y que, además, son los dos nombres de mi esposa?", responde a REFORMA el autor de 62 años.

El argelino, que fue huésped hace 17 años de la Casa Refugio Citlaltépetl, está de vuelta en México para presentar el 29 y el 30 de noviembre, en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, sus novelas más recientes.

Su bibliografía incluye la Trilogía de Argel: MorituriDoble blanco y El otoño de las quimeras, además de El atentado, donde asoma el conflicto palestino-israelí; Las sirenas de Bagdad, sobre la guerra de Irak; La ecuación africana, inspirado por las crisis de su continente, o Las golondrinas de Kabul, sobre la tragedia afgana.

La figura de la milicia o de un militar de alto rango suele estar siempre presente en su narrativa. Al final de cuentas, su carrera militar duró 36 años, renunciando a ella en el 2000, un año antes de revelar su verdadera identidad literaria.

A Guadalajara lleva La última noche del Rais, sobre los últimos días en la vida de Muamar el Gadafi, y una novela con la cual se separa de todo su ámbito, Dios no vive en La Habana, la historia de un hombre mayor, Don Fuego, que vive un idilio con una jovencita, Mayensi. Ámbos títulos publicados en Alianza.

"Me interesa el mundo entero. Siempre he querido comprender mi época y hablar de los malentendidos que afectan el vínculo que debiera acercar a los pueblos. Gracias a mi doble cultura, oriental y occidental, intento aclararlos.

"Dios no vive en La Habana parte de mi deseo de hablar del mundo y de soñarlo", señala  Khadra.

Don Fuego es un músico, con décadas de presentarse en un club habanero. A sus más de 60 años, le comunican que ya no hay trabajo para él. El club ha cambiado a manos privadas. Mayensi es una joven, bella pero atormentada, que lo embelesa, con consecuencias fatales.

Nunca pensó en escribir sobre La Habana, confiesa, pero, tras una visita, todo cambió.

"Quedé cautivado por el pueblo cubano. Quise rendirles un homenaje por su valentía y su inmenso talento. Yo venía de Europa, en donde las personas son libres para viajar, para hablar, para ambicionar, aunque todo el mundo se queja y reclama más derechos.

"En Cuba, vi gente privada de todo, pero aún así, son un pueblo mágico, que no tira la toalla, que crean su sueño a partir de nada. Los cubanos han comprendido que aunque todos los horizontes estén prohibidos, hay que inventarlos por sí mismos".

Khadra se sorprende que, a pesar de las necesidades y la represión que viven, sigan amando la vida.

"Don Fuego representa el deber de reinventar el júbilo, que parece imposible. Mayensi encarna la necesidad de reconstruirse", resume.

De este nuevo mundo en el que se adentra hablará en la FIL, antes de migrar de manera literaria a una nueva geografía, México, pues revela que está por terminar una novela que transcurre en Chihuahua, a publicarse en 2019.





No hay comentarios:

Publicar un comentario